Blogia
elprinciperana

SOCIAL

AQUÍ HUELE A CERRADO

AQUÍ HUELE A CERRADO

Monseñor Rouco Varela , arzobispo de Madrid y cardenal (entre otras cosas), visitaba a los heridos del 11M. Lo primero que hacía era acercar su anillo (pedrusco sería la palabra) a las bocas de los convalecientes para que lo besaran. Lo sé porque un amigo tuvo un acto reflejo y apunto estuvo de enganchárselo y metérselo en el bolsillo. Este gesto (el de monseñor) recuerda a tiempo pasados . Rouco Varela gusta de oficiar misas principescas y bautizos de sangre azul, de lucir sonrisa en actos institucionales y de reclamar más pasta para transmitir la palabra de Dios... Esto, indudablemente, también recuerda a tiempos pasados.

Ahora, este señor, quiere cerrar la iglesia de San Carlos Borromeo en el barrio de Vallecas porque no se ajusta a la norma... No se ajusta a la norma porque dan la misa en vaqueros y en vez de hostias reparten rosquillas.

No conocía esta iglesia hasta ahora, pero los tres párrocos que ofician en ella la definen (y defienden) como cercana a los más necesitados. Y es así. La iglesia trabaja con marginados sociales en todas sus dimensiones. Sorprende la parroquia sin adornos y tan sólo franqueada con una imagen de Jesús en la cruz. Sorprende también la imagen de los tres curas...parecen tres pillos con ganas de tomarse un chato de vino y ahí donde los ven, albergan en su casa drogadictos, inmigrantes y demás personas necesitadas de humanidad.

 

Este es el tema. ¿Quién representa mejor la palabra de Dios? y, consecuentemente, ¿a quién habría que cerrarle el chiringuito?...

 

Feliz Semana Santa...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres